12 junio 2005

 

Sinónimos malintencionados



El diario ABC publica hoy (domingo, 12 de junio de 2005) un artículo sobre la pederastia, tristemente de actualidad hace unas semanas tras la detención de "Nanysex". En el mismo se utiliza el término sodomita en dos ocasiones para referirse a pedófilos y pederastas.

Viaje al infierno de la pederastia


Hasta hace 20 días cientos de sodomitas de nuestro país devoraban en internet imágenes depravadas de menores, pero nunca se había
encontrado la conexión con la producción, los abusos en directo grabados para luego ser expuestos en ese vergonzoso escaparate.
(...)
Cada vez se almacenan más gigas con imágenes sodomitas, cada
vez tienen más adeptos, prevalecen ahora las fotografías de niños
frente a las de niñas y las edades se acortan. Hace unos años era
infrecuente encontrar bebés, y hoy copan muchas páginas.


Árticulo completo
----------
El término, para sorpresa de muchos, no está mal utilizado. Según la Real Academia Española un sodomita es:

1. Natural de Sodoma.
2. Perteneciente o relativo a esta antigua ciudad de Palestina.
3. Que comete sodomía.


Obviamente, es la tercera acepción la que aquí se utiliza, pero, ¿qué es la sodomía según el diccionario?

1. Práctica del coito anal.

Entonces, parece que el término está mal utilizado, aunque si se busca pederastia nos encontramos, en primer lugar, con el uso común de la palabra y, seguidamente, con sodomía.

1. Abuso sexual cometido con niños.
2. sodomía.


Pedofilia significa:

1. Atracción erótica o sexual que una persona adulta siente hacia niños o adolescentes

Parece que el diccionario de la RAE no lo tiene muy claro. Aunque también puede ser que se trate de un simple caso de homofobia:

1. Aversión obsesiva hacia las personas homosexuales.
---------
En Wikipedia no hay tales prejuicios.

Sexo anal
De Wikipedia, la enciclopedia libre.

El sexo anal es una práctica sexual que involucra el pene y el ano. La inserción de juguetes sexuales en el ano también se considera sexo anal. Su sinónimo "coito anal" no pertenece al habla usual. Tampoco el término "sodomía", más homofóbico y peyorativo.

Durante el sexo anal, el pene del macho se introduce en el ano y comúnmente también en el recto de su pareja, sea ésta macho o hembra. Se conoce la existencia de esta práctica entre primates y caninos, además de en seres humanos.

Es posible también que una mujer penetre analmente a un hombre o a una mujer por medio de una prótesis, que comúnmente va sujeta a su pubis por medio de un arnés.

Condenada por la mayoría de las religiones en los últimos dos mil años, esta práctica ha cobrado un considerable impulso a finales del siglo veinte, al punto que en la cinematografía pornográfica las escenas que contienen sexo anal se han vuelto omnipresentes.

En el mundo de la pornografía es actualmente una de las prácticas más demandadas, siendo los emolumentos que perciben las actrices que lo practican notablemente superiores a las que no. De hecho, excepto algunas consagradas, una de las exigencias que suelen tener todas la que se inician en el mundo del entretenimiento para adultos es no tener reparos en dejarse penetrar rectalmente.

Hoy en día el sexo anal está considerado una de las prácticas sexuales más extendidas también en las parejas heterosexuales. Reviste el caracter de "vencer la última barrera".

El sexo anal ha sido considerado tabú en muchos países occidentales desde la Edad Media cuando se rumoreaba que los miembros (hombres) de los movimientos heréticos practicaban sexo anal entre ellos.

En esa época la mayoría de los clérigos cristianos no eran célibes, mientras que las órdenes más elevadas de algunos credos heréticos sí lo eran, lo que generaba el rumor de que su celibato era signo de su atracción a los miembros de su mismo sexo.

El peyorativo término "sodomía" provenía de Sodoma, ciudad de Israel que —según el capítulo 19 del libro del Génesis, en la Biblia— el dios Yahvé destruyó por medio de una lluvia de fuego para castigarla por su falta de hospitalidad con unos visitantes (que resultaron ser ángeles enviados por Yahvé). En el imaginario popular y clerical la razón del castigo era la práctica aparente de la homosexualidad (por lo menos masculina), la cual pasó a llamarse "sodomía".


Comments: Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?