29 mayo 2005

 

El País se disculpa vía e-mail y en un editorial

.
Tras la tormenta levantada la semana pasada por el anuncio homófobo publicado en El País, parece ser que llegan las peticiones de disculpas.

Lectores que enviaron vía e-mail su queja al diario han recibido la siguiente contestación, firmada por el director:

Estimado lector:

Quiero ante todo disculparme por la publicación en las páginas de EL PAIS, en su edición del miércoles 25 de mayo, de un anuncio contra la Ley de matrimonios homosexuales insertado por una entidad autodenominada Padres y Madres de España. Este texto publicitario jamás debió publicarse por cuanto incluye contenidos claramente denigratorios e insultantes para los colectivos de homosexuales.

Un diario no tiene por qué compartir los contenidos de sus espacios publicitarios, pero hay contenidos publicitarios que nunca deben publicarse en un periódico responsable como pretende ser EL PAIS. Y este es claramente uno de esos casos. Sólo una cadena de fallos en los sistemas internos de control ha hecho posible la publicación de un texto que como director del periódico me abochorna.

Espero de su comprensión que este grave error no anule su confianza en una línea editorial que a lo largo de nuestros veintinueve años de historia ha tratado de combatir siempre cualquier expresión de homofobia.

Puedo asegurarle, por último, que ni este anuncio u otros similares que pudieran llegar en el futuro volverán a publicarse en el diario EL PAIS.

Ruego acepte mis disculpas.

Atentamente,

JESÚS CEBERIO
Director


Igualmente, el día 27 de mayo de 2005 se comentó en el siguiente editorial:

Un anuncio ofensivo



La publicación de un anuncio comercial contra el proyecto de ley de matrimonio homosexual, aparecido en la edición del pasado día 25 en EL PAÍS, ha provocado una masiva e indignada respuesta no sólo de colectivos de gays y lesbianas, sino también de instituciones, partidos y ciudadanos de toda condición que se han sentido ofendidos. Es un sentimiento que este diario suscribe y que lamenta haber provocado. Un fallo en nuestro sistema de control hizo posible la inserción de este ofensivo reclamo. Error que nos obliga a disculparnos ante los lectores y a reforzar los mecanismos internos para evitar su repetición. Un periódico no comparte, lógicamente, los contenidos publicitarios que aparecen en sus páginas, pero tiene la obligación de garantizar que no violan su código ético y de impedir que se cuelen bajo el epígrafe de "publicidad" textos denigratorios como el que nos ocupa: un anuncio encabezado con el título de Alerta, remitido por una asociación de "Padres y Madres de España". Al contenido homófobo se suman juicios radicalmente falsos, como el que pretende responsabilizar a los homosexuales de la expansión del sida. Manifestar que el síndrome de inmunodeficiencia adquirida es una enfermedad de origen homosexual es, además de una falsedad, sumamente peligroso para la campaña de prevención contra esta enfermedad, por cuanto puede crear la falsa impresión de que los heterosexuales están a salvo. Y es aún más falso en el caso de España, donde los últimos informes revelan que el mayor número de transmisiones se da por relaciones heterosexuales sin el uso del preservativo. En diversos editoriales este periódico ha apoyado el proyecto de ley de matrimonio homosexual presentado por el Gobierno socialista, aprobado recientemente por el Congreso y que se encuentra en tramitación en el Senado. No es una norma que atente contra la unidad de la familia, sino que únicamente pretende ampliar los derechos civiles a un colectivo de ciudadanos discriminado en razón de sus preferencias sexuales. Responde, además, al cumplimiento del programa político con el que el PSOE ganó las elecciones legislativas del pasado año y cuenta con un respaldo mayoritario de los ciudadanos españoles, según se desprende de todas las encuestas. En nuestra línea de conducta a favor de la libertad y la tolerancia defendemos el derecho de cualquier ciudadano a discrepar, pero no podemos apoyar a quienes denigran, insultan y mienten para sostener sus puntos de vista.
.
Comments: Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?